Hannah Miley: “Un nadador feliz es siempre un nadador rápido”

Hannah Miley sonríe. Es obvio que disfruta su tiempo en el agua. Nacida en Aberdeen, a sus 27 años y tras tres Juegos Olímpicos sigue enfrentándose a los duros entrenamientos diarios. “Me gusta mucho entrenar duro y encontrar una motivación extra. Si lo consigues, te sientes satisfecho “, dice Miley. Junto con 38 miembros del equipo de la Federación Escocesa de Natación, Hannah Miley repite por sexta vez en Tenerife Top Training para prepararse de cara a sus próximos objetivos, que este año pasan por los Juegos de la Commonwealth y el Campeonato del Mundo de Budapest. “Quiero trabajar tan duro como pueda, y aquí se consigue  estando motivada por la gente que te rodea. Compito mucho contra mis compañeros y  deportistas de otras nacionalidades. Por eso me gusta estar en condiciones de rendir en la práctica diaria. En Tenerife Top Training te planteas tu propio reto”, dice Miley, que compite en las pruebas de estilos individuales.

Durante el tiempo de entrenamiento en el agua, el padre de Hannah, Patrick Miley, se encuentra en el borde de la piscina, tomando nota de los tiempos y  todos los detalles de la sesión. En abril de 2016, el ex piloto de helicópteros se convirtió en entrenador a tiempo completo. Ahora él está apoyando a su hija todos los días. “Es genial tenerlo aquí”, dice Hannah. “Él sabe mucho de  natación y se asegura que yo sea lo más profesional posible. Utiliza métodos diferentes, y eso funciona. ¿Por qué debo cambiar las cosas que funcionan? Lo seguiré hasta el fin del mundo “, dice Miley, que comenzó a nadar a los tres años de edad.

 

Si ves el trabajo de Hannah y Patrick durante los entrenamientos puedes imaginarte a lo que se refiere. Hablan de la técnica y se centran en la eficiencia de cada movimiento, en cada uno de los estilos de natación. Hannah no es una nadadora muy alta, por lo que intenta utilizar su técnica para disminuir su desventaja, de esta forma consigue tener éxito.

En 2012 se convirtió en campeona mundial y europea en 400 metros estilos individual en piscina corta. En  2008, 2012 y 2016 fue miembro del equipo olímpico de Gran Bretaña y alcanzó el cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Río en la misma prueba. A Miley le gustan los desafíos, es por ello que compite en este tipo de pruebas. “Llevar los cuatro estilos a la competición: Ese es el desafío. Por eso, las pruebas de estilos son complicadas, pero me divierten. Necesitas todos los músculos y creo que si me atengo a un solo movimiento, sería más aburrido”, dice Miley con una sonrisa en su rostro. La nadadora escocesa parece feliz durante su estancia en Tenerife. Si ella puede llevarse sus experiencias de T3 a la vida cotidiana en Escocia, 2017 será un buen año, porque como ella dice: “Un nadador feliz es siempre un nadador rápido”.

Esperamos verla pronto de nuevo en nuestro centro.

« Volver a noticias