Jérémy Stravius: Crónica de una lesión y en camino hacia nuevos enfoques de entrenamiento

Para Jerémy Stravius el año no ha empezado bien. El nadador francés ha tenido una fractura del escafoides, lo que ha hecho que no pueda seguir el entrenamiento en el agua. Sin embargo Stravius ​​se siente bien por el fantástico cierre del año. “2016 fue un año muy bueno. Disfruté de una buena experiencia con la medalla de plata y los Juegos Olímpicos. Además, no esperaba conseguir dos platas en el Campeonato Mundial de piscina corta en Windsor. Fue un gran final de año “, dice Stravius. Ahora, a sus 28 años tiene que cambiar sus planes para el 2017. Utiliza su tiempo en Tenerife para continuar con la rehabilitación después de su fractura. “En Tenerife Top Training tenemos todas las instalaciones necesarias. Me gusta compartir el tiempo con mi entrenador y mis compañeros de equipo. Aquí todo es más fácil que en Francia “, explica el nadador. Durante su entrenamiento Jérémy prepara la rutina para su regreso, mejorando su resistencia y centrándose en el trabajo de piernas. “Quiero perder algo de peso para preparar mi regreso al agua. Por lo tanto, practico mucha resistencia cardiovascular “, dice Stravius.

 

En general, el nadador de Abbeville, decidió no continuar con la misma rutina y cambiar muchas cosas tras los Juegos Olímpicos. “He cambiado mi programa y el enfoque de los 50 metros espalda. He reducido mi tiempo en el agua para tratar de mejorar mi rendimiento con otro tipo de entrenamientos “, explica Stravius. No obstante, quiere permanecer con su entrenador de toda la vida, Michel Chrétien. “Michel tiene otros seis nadadores, pero cuando vuelva a entrenar en el agua, lo haré de forma diferente “, dice Stravius. Con este nuevo enfoque entrenará de cara los campeonatos del mundo en Budapest 2017.

En ese campeonato se centrará en 50 espalda, pero participará también en los relevos de estilo libre con el equipo francés. El ambiente en el equipo nacional es uno de los factores clave para el Campeón del Mundo de 2011. “El espíritu en el equipo durante los entrenamientos y las competiciones es especial. En Francia tenemos una gran cantidad de nadadores de alto rendimiento. De ahí que muchas personas quieran entrenar junto con el equipo francés. Estoy orgulloso de ser parte de ellos “, dice Stravius. Para los próximos meses Jérémy trabajará duro para formar parte del equipo nacional en el Campeonato Mundial. A finales de mayo se prevé su vuelta en los campeonatos franceses en Estrasburgo. “Tal vez voy a tener que llevar una protección para las manos durante la competición, pero quiero clasificarme para el Campeonato Mundial”, dice Stravius.

« Volver a noticias