África Zamorano: “Siempre me fijo nuevos objetivos”

África Zamorano, la natación es su forma de vida. Saltó por primera vez a la piscina con tres años. Desde entonces, la nadadora de 19 años,  ha participado en  campeonatos  nacionales e internacionales. En 2014 se convirtió en doble campeona  Europea junior en Dordrecht (Holanda). “La natación me abrió muchas puertas. Puedo viajar con el equipo y descubrir el mundo. El equipo es como mi segunda familia. Además de aprender algo todos los días, es fascinante”, dice Zamorano. Esta fascinación en el deporte la llevó a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2014 en Nanjing, China. En la metrópoli china, el talento español ganó la medalla de bronce en 400 metros estilos individual. “La competencia en Nanjing fue especial!”, dice Zamorano. “Me la plantee fase por fase. Primero el pase a la semifinal, luego la final y así conseguí  nadar a tope y quedé tercera. Fue una experiencia inolvidable, porque era mi primera vez en los juegos de la juventud”, dice la adolescente.

 

Dos años después de su medalla de bronce en China, se clasificó para los Juegos Olímpicos de Río. Zamorano compitió en 200 metros espalda. “Incluso la calificación para los Juegos fue un gran éxito. El tiempo que pasé en Brasil fue una experiencia increíble. Vi a mucha gente que sólo conocía por televisión. Rafael Nadal, por ejemplo, compartió planta conmigo. Fue increíble”, explica la nadadora. Sin embargo no consiguió su mejor tiempo en la piscina. Aunque subió su marca en 3seg,  Zamorano aprendió mucho para su futuro. “Todos los atletas estaban concentrados en sus pruebas. Esta fue la gran diferencia con los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nanjing”, dice África.

Después de sus experiencias durante los Campeonatos de la Juventud y las Olimpiadas en Río, a sus 19 años se centra en su camino hacia Tokio. Ella tiene un duro plan de entrenamiento. “Siempre me fijo nuevos objetivos. Cada año quiero mejorar mi rendimiento en los Campeonatos Europeos y Mundiales, por eso entreno a diario”, dice la atleta catalana, que tiene un horario muy duro. Su día comienza a las cinco de la mañana, se levanta y se va a entrenar. Después de dos horas en el agua, Zamorano va al Instituto de Bachillerato para prepararse para la universidad. De tres a siete de la tarde, continúa con más sesiones dentro y fuera del agua. “Entreno mucho y a veces no puedo dedicar el tiempo suficiente para hacer todas las tareas  de clase como me gustaría”, dice Zamorano.

 

Incluso en el agua, a la nadadora de Barcelona le gustan los retos. Ella necesita entrenar los cuatro estilos para sus pruebas. “Se me da bien nadar a espalda pero me gusta combinarlos todos, por eso las pruebas de estilos son perfectas”, dice Zamorano, que consiguió el tercer lugar en la prueba de 400 metros estilos en los Campeonatos del Mundo Junior en 2015. Actualmente, Zamorano entrena junto a la Federación Española de Natación en Tenerife Top Training (T3). Después de clasificarse para los Campeonatos del Mundo de este mismo año, se prepara en Tenerife. “Estoy aquí por primera vez, en el T3 y es un mundo perfecto para los atletas, las instalaciones y los alrededores son brillantes”, dice la olímpica.

« Volver a noticias